Dolor abdominal descubre a mujer que ingirió 22 cápsulas con droga
4 noviembre, 2017
Ejercicios cardiovasculares y aprendizaje de nuevas habilidades previenen Alzheimer
4 noviembre, 2017

Leyenda Maya: Donde nace un chechén siempre se encuentra un chacá

Leyenda

En la selva de Quintana Roo se cuenta la leyenda de dos príncipes guerreros mayas, los hermanos Kinich y Tizic que poseían fuerza y habilidades extraordinarias.

El menor, Kinich, era gentil, bondadoso y amado por todos, mientras que Tizic, el mayor, era arrogante y despiadado.

En el mundo dualista de los mayas, que parte del principio del bien y el mal, Kinich representaba los poderes de la naturaleza para el bien y Tizic atraía el dolor y el mal.

/cms/uploads/image/file/338475/WhatsApp_Image_2017-10-31_at_12.37.36.jpeg

Ambos se enamoraron de la hermosa Nicté-Ha y dispuestos a competir por su amor se declararon un duelo a muerte. Tras una sangrienta batalla ambos hermanos perecieron.

Ya en el inframundo suplicaron perdón a los dioses y una oportunidad para regresar al mundo de los vivos y ver a Nicté-Ha por última vez.

Los dioses mayas, conmovidos por la tragedia, les concedieron volver a la tierra, la condición fue que debían estar juntos.

 

Tizic renació como chechén (Metopium brownei), árbol urticante cuya resina/cms/uploads/image/file/338523/Captura_de_pantalla_2017-10-31_13.13.29.png provoca quemaduras y llagas en la piel, incluso la sombra o el rocío puede afectar a personas muy sensibles.

Kinich se convirtió en chacá (Bursera simaruba), árbol cuyo néctar es capaz de aliviar lo provocado por el chechén, es el antídoto.

/cms/uploads/image/file/338490/23120220_1695541913820376_277373115021981061_o.jpg

En la selva donde se encuentra un chechén habrá cerca un chacá, es el equilibrio de la naturaleza.

“Estas leyendas o cuentos son parte de los consejos que nos forman, nos educan y nos enseñan a respetar la naturaleza”, dijo Gregorio Canchén, habitante de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo.

Actualmente ambos árboles se utilizan en la medicina tradicional maya. El chacá tiene alto valor ornamental y el chechén es considerado madera preciosa que se utiliza para fabricar muebles finos.